SEVILLA.- La Junta de Andalucía ha decidido mantener el cierre de las ocho provincias hasta después de las vacaciones de Semana Santa ante la tendencia al alza de los últimos días de la pandemia causada por el coronavirus Covid-19.

Tras una nueva reunión de la Administración regional con su comité de expertos, el presidente autonómico, Juan Manuel Moreno, anunció este miércoles, día 17, las nuevas medidas anti-Covid que existirán en Andalucía en las próximas tres semanas.

Desde el 19 de marzo hasta el 9 de abril, además se retrasará una hora el toque de queda, que empezará a las 23.00 horas y finalizará a las 6.00 horas de la jornada siguiente.

También se amplían y se unifican los horarios de comercios, hostelería, actividades y servicios hasta las 22.30 horas, excepto en los municipios con más de 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Por otro lado, las reuniones siguen limitadas a 6 personas, salvo en interiores de bares, cafeterías y restaurantes, donde el máximo por mesa sigue siendo de 4 personas.

“Decisión prudente, sensata y oportuna”
Durante una comparecencia pública, Moreno dijo que, siguiendo la opinión de los expertos, mantener el cierre de las provincias en estas fechas es “una decisión prudente, sensata y oportuna”, y añadió que el único objetivo es evitar una cuarta ola tan agresiva como la sufrida tras el período navideño.

“Con las nuevas medidas -agregó- los andaluces tendrán dentro de las respectivas provincias más margen de movimiento. Son cambios que adoptamos con el afán y el interés de dar un respiro a los negocios, pero también a los ciudadanos, que lo necesitan”.

Acto seguido indicó que los expertos consideran que abrir la movilidad entre provincias podría suponer un riesgo para la salud de la ciudadanía y lamentó que Andalucía se mantiene “en un nivel de riesgo medio-alto con una incidencia hoy de 123 casos por cada 100.000 habitantes”.

La curva no termina de bajar
Tras subrayar que la curva de la pandemia “no termina de bajar”, actualmente está “en una meseta con cierta tendencia a subir a partir de la próxima semana”, según predicciones de los expertos y el pronóstico de Inteligencia Artificial del Instituto Carlos III.

Por otro lado, lamentó la presencia de cepas del virus en Andalucía. Como la británica, que en provincias como Almería es ya dominante al 80 por ciento, mientras que en otras como Huelva apenas llega al 20 por ciento su incidencia. “Es conveniente evitar su propagación”, dijo.

También mencionó a la cepa sudafricana, “que es tanto o más contagiosa que la británica y más resistente, que también está presente ya en la comunidad autónoma”. “El virus sigue entre nosotros”, recalcó Moreno, quien se quejó también de la lentitud en el proceso de vacunación.

Por último, pidió a los andaluces y a los sectores afectados por la crisis sanitaria en los últimos doce meses “responsabilidad y comprensión” y comentó que la Junta seguirá ayudándoles con diversas actuaciones, entre ellas el Plan de Reactivación Económica que será presentado el próximo lunes, tras ser pactado con los agentes sociales.

 

* Europa quiere certificado de vacunación para verano

* Vuelos a Jerez desde Múnich y Fráncfort desde mayo

* Cerradas las autonomías en Semana Santa y en San José