SEVILLA.- El Consejo de Gobierno de Andalucía, reunido este viernes 19 de junio en sesión extraordinaria, aprobó un conjunto de medidas a tener en cuenta en esta región a partir del día 21 con la llegada de la denominada ‘nueva normalidad’.

Este domingo la Administración andaluza asume la totalidad de las competencias autonómicas, con las salvedades del Real Decreto-Ley 21/2020, de 9 de julio, aprobado por el Gobierno de España.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, dijo que esas medidas se caracterizarán por “la anticipación, la autoevaluación y la prudencia” en cada una de ellas. Tras la finalización del estado de alarma en España, Andalucía mantendrá el nivel 2 de emergencia, “una situación que continuará hasta que lo considere necesario el Servicio de Salud Pública”.

A partir del 21 de junio estarán en vigor en la región estas medidas, agrupadas en estos tres capítulos:

–Decreto-Ley que actualizará todas las vigencias de las normas aprobadas durante el estado de alarma.

–Una normativa para volver al trabajo presencial en la Administración de la Junta de Andalucía, que está siendo negociada con los sindicatos y en la que se mantendrá la flexibilidad laboral, el teletrabajo y se facilitará la conciliación con la que el Gobierno andaluz está comprometido.

–Y un paquete normativo de medidas preventivas en materia de Salud Pública que afectará a todos los ámbitos.

Hostelería, hoteles, funerales y lugares de culto
En cuanto al contenido de estas medidas, en el apartado de bares y restaurantes se dice que en estos establecimientos la ocupación será del 75 por ciento en el interior y del 100 por ciento en las terrazas, respetándose el metro y medio de distancia social y con una agrupación máxima de 25 personas por mesa en ambos casos.

Asimismo, en las zonas comunes de los hoteles y alojamientos turísticos se podrá ocupar al 50 por ciento “por un principio de prudencia”, cuando en otras regionales de España ese porcentaje puede llegar al 75 por ciento.

Además, a los funerales al aire libre podrán asistir como máximo 60 personas y 30 en los espacios cerrados, al tiempo que las comitivas estarán compuestas por un máximo de 75 personas, respetándose siempre la distancia social y adoptando medias de protección.

En los lugares de culto no se establece aforo predeterminado, pero se mantiene la garantía de distancia, la obligatoriedad de asiento y el uso de mascarilla.

Cultura, toros, deportes y ferias
Respecto a la actividad cultural, en los cines, teatros y auditorios se podrán ocupar el 65 por ciento de su aforo y en otros espectáculos públicos al aire libre, como conciertos, tendrán un aforo máximo de 1.500 personas, sentadas y respetando la distancia social.

Para los espectáculos taurinos se fija un aforo máximo del 50 por ciento, con distancia mínima de seguridad o en su caso la mascarilla y la recomendación de indicar butacas preasignadas.

En los eventos deportivos al aire libre se establece un aforo máximo del 65 por ciento, con un límite de 1.500 personas, y en espacios cerrados el aforo será del 65 por ciento como máximo, con un límite 800 personas.

Por otra parte, las atracciones de feria autorizadas por los ayuntamientos podrán ocupar la fila de asientos al 50 por ciento, con al menos 1,5 metros de distancia entre asientos; las atracciones sin asiento podrán disponer del 50 por ciento del aforo con distancia de seguridad y del 30 por ciento del aforo en atracciones sin asientos en los que no se pueda garantizar la distancia de seguridad, pero con mascarilla y desinfección de manos.

Para todas las actividades habrá que guardar una distancia social de al menos 1,5 metros. En caso de no poderse asegurar esta distancia mínima habrá que utilizar la mascarilla protectora.

Por último, la Junta de Andalucía informó que sus técnicos evaluarán “constantemente” la situación y actuarán en los casos necesarios. Así, se podrá ampliar o reducir aforos en función de la evolución de la pandemia generada por el coronavirus Covid-19.

(Foto: Junta)