SEVILLA.- El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, anunció este viernes, día 14, el cierre de todos los establecimientos comerciales, de hostelería y de ocio, parques públicos y playas. En estos últimos espacios serán izadas las banderas rojas desde este domingo, para hacer frente al coronavirus Covid-19.

Además, declaró que sí podrán abrir sus puertas aquellos establecimientos donde se dispensen artículos de primera necesidad como tiendas de alimentación, farmacias, gasolineras, clínicas sanitarias y veterinarias de urgencia.

Estas medidas fueron tomadas durante el primer Gabinete de Crisis de la Junta de Andalucía, constituido por Moreno, donde se elevó la situación a Nivel 2 de emergencia, activando el Plan Territorial de Emergencias de Andalucía.

En rueda de prensa tras el Gabinete de Crisis por el coronavirus, Moreno recomendó a los ciudadanos que permanezcan en sus hogares y que, en la medida de lo posible, se abstengan de salir si no es estrictamente necesario. “Es la forma de llevar a la práctica el mensaje de responsabilidad hacia todos y cada uno de nosotros para contribuir así a frenar la extensión de los contagios”, dijo.

También se acordó el cierre parcial de la Administración de la Junta de Andalucía y el mantenimiento de los servicios esenciales a partir del lunes día 16. “Esto limitará al máximo la concentración de trabajadores en los centros públicos y sedes administrativas, pero no paralizará la actividad, que continuará mediante mecanismos de teletrabajo”, subrayó.

Otras medidas
El Gabinete de Crisis acordó igualmente suspender el cómputo de los plazos del procedimiento administrativo quince días, por lo que se declara período inhábil a esos efectos hasta el 30 de marzo; una moratoria para las caducidades de la ITV durante los próximos 15 días y la declaración de emergencia para la contratación pública.

Metros así como autobuses locales, provinciales e interprovinciales tendrán horarios de funcionamiento reducidos, limitarán su capacidad de usuarios y habrá una distancia mínima de seguridad entre los conductores y los clientes de los servicios.

Semana Santa
Por otro lado, el presidente andaluz valoró las decisiones de suspender las celebraciones de la Semana Santa en ciudades como Sevilla, Málaga, Cádiz y Huelva, entre otras, y lanzó un mensaje a los cofrades a aceptar con resignación y generosidad esta medida.

“No es fácil y estoy convencido de que todos ganamos con ello. Es un enorme ejercicio de responsabilidad por todas las partes implicadas haber llegado a esta dolorosa decisión, pero necesaria para frenar la expansión del contagio”, destacó.

Por último, emplazó a todos los ciudadanos a asumir que esta crisis sanitaria todavía será larga y que el virus no ha mostrado desgraciadamente su verdadera cara en Andalucía. “Debemos estar preparados para un empeoramiento de la situación a lo largo de la próxima semana y probablemente de la siguiente”, agregó, al tiempo que también tuvo palabras de agradecimiento por su trabajo para todo el personal sanitario de la comunidad autónoma.

(Foto: Junta)