MADRID.- El Gobierno de España decretó este lunes, día 16, el restablecimiento de los controles de las fronteras terrestres en el marco de las medidas de contención del coronavirus Covid-19. Esta medida entrará en vigor a las doce de esta noche y se prolongará mientras dure el actual estado de alarma.

Según informó el Ejecutivo central, el objetivo de esta medida, al igual que el resto de resoluciones adoptadas al amparo del Real Decreto de Estado de Alarma, es “proteger la salud y seguridad de los ciudadanos y contener el coronavirus”.

En concreto, a partir de esta medianoche solo se permitirá la entrada en territorio nacional por vía terrestre a ciudadanos españoles; personas residentes en España; trabajadores transfronterizos y aquellos que acrediten documentalmente causas de fuerza mayor o situación de necesidad.

La resolución señala que “esta restricción no se aplicará al transporte de mercancías con el fin de asegurar la continuidad de la actividad económica y de preservar la cadena de abastecimiento”.

La medida tampoco afecta al personal extranjero acreditado como miembro de las misiones diplomáticas, oficinas consulares y organismos internacionales situados en España, “siempre que se trate de desplazamientos vinculados al desempeño de funciones oficiales”.

De esta forma se activa el artículo 28 del Código de Fronteras Schengen, que permite restablecer temporalmente los controles en las fronteras interiores en situaciones como la actual.

Protección de la salud
La resolución explica que las medidas adoptadas en el Real Decreto para hacer frente al Covid-19 así como las decretadas con el mismo fin por otros países miembros de la Unión Europea y por terceros países “conllevan directa o indirectamente serias restricciones de la movilidad dentro del propio territorio, a la entrada o a la salida”.

El restablecimiento de las fronteras terrestres se adopta “ante la necesidad de habilitar la posibilidad de restringir aquellos movimientos de personas que no vayan a poder tener continuidad hasta el punto de destino programado, bien por resultar incompatibles con las medidas adoptadas dentro del territorio español bien por no ser posible su continuación en o hacia otros territorios”.

Por último, se indicó que también se tuvo en cuenta, en el marco de las labores de contención del virus, “la necesidad de dar preferencia a movimientos más urgentes de personas o mercancías“.

(Mapa: Anaya)