TURISMO / Yovanna Blanco, expansion.com.- Hoteles, aerolíneas, cruceros y agencias de viajes pisan fuerte en la tercera era de la digitalización. Primero nacieron las webs. Después llegó la venta online. Ahora su reto es crear experiencias para un viajero más exigente.

La revolución digital ha otorgado el poder al viajero y ha obligado al sector turístico a reinventarse. Primero llegaron las webs. Después la venta de contenidos online. Y, ahora, con una desintermediación del negocio cada vez mayor (el 80% de los turistas que llegan a España ya lo hace sin paquete turístico) el desafío es crear experiencias para fidelizar al cliente sin renunciar a calidad y servicio.

Hoteles, aerolíneas, cruceros, agencias de viajes y también destinos turísticos ya se han puesto manos a la obra diseñando su propia hoja de ruta digital y “sofisticando su propuesta de valor antes, durante y después del viaje a través de distintos canales y con estrategias diferentes”, explica Antonio López de Ávila, presidente de la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (Segittur).

Iberia, por ejemplo, ya no solo vende vuelos. También ofrece hoteles, coches alquilados e información del destino en su web y crea contenidos que remite al viajero vía redes sociales en función de lo que busque. Mientras, agencias como Destinia ya juegan con la realidad virtual para que el cliente experimente lo que encontrará en el destino y la Confederación Española de Agencias de Viajes (Ceav) distribuirá a lo largo de este año 4.500 gafas de realidad virtual en puntos de venta en España (Leer más)