Chaouen (Marruecos) agosto 2014. Población en la montaña con una “exótica” Medina cuyos edificios están pintados de azul, es laberíntica, bulliciosa, de gran colorido en sus tiendas, parece que estuvieras en la orilla del mar. El paseo por sus calles es una experiencia mágica.