SEVILLA.- Un total de treinta y siete personas resultaron heridas, dos de ellas de gravedad, al descarrilar este miércoles, 29 de noviembre, un tren de la línea Málaga-Sevilla en el municipio sevillano de Arahal, según informaron la Consejería de Sanidad, el servicio Emergencias 112 de Andalucía y la empresa Adif.

Uno de los heridos graves fue evacuado en helicóptero al Hospital Virgen del Rocío, de Sevilla. El descarrilamiento del tren ocurrió pasadas las diez de la mañana cuando se salió de la vía el tercer y último vagón del convoy, que no llegó a volcar.

El suceso tuvo lugar en el punto kilométrico 19+100 de esa vía, muy cerca de un tramo de Arahal y El Sorbito que estuvo cortado al tráfico ferroviario horas antes de este accidente por la lluvia caída en esa parte de Andalucía.

A la zona del siniestro solo se puede acceder por carretera a través de una vereda. Un testigo explicó a la prensa que los agricultores que trabajaban en esa zona fueron los primeros en atender a los heridos, mientras llegaban en un tren los servicios de emergencia. Al lugar también acudieron militares de Morón de la Frontera.

Adif envió a la zona del descarrilamiento un tren taller para devolver el vagón a la vía e informó que la circulación había quedado interrumpida en ese lugar mientras los heridos eran atendidos y los técnicos procedían a arreglar el tendido férreo.

Por su parte, Renfe indicó que los viajeros de los siguientes trenes de media distancia Sevilla-Málaga y Málaga-Sevilla realizaron todo el trayecto por carretera, al tiempo que el media distancia entre Almería y Sevilla realizó el trayecto Granada-Sevilla por carretera.

A través de su cuenta de Twitter, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, expresó su preocupación al conocer este suceso, se interesó por la evolución de los accidentados y aprovechó la ocasión para preguntar a Adif por qué había reabierto la vía “en esas condiciones”.

(Foto: Emergencias 112 de Andalucía)